Linda Evangelista quedó desfigurada tras someterse a este tratamiento


amfAR's Inaugural Milan Fashion Week Event - Arrivals

Photo: Getty Images

La modelo de talla mundial, Linda Evangelista, famosa e indispensable en todas las revistas de moda de los años 80 y 90, ha hecho un anuncio devastador. Su cara está desfigurada.

La canadiense y madre de un hijo del marido de Salma Hayek, a sus 56 años, está “irreconocible” después de haber quedado “brutalmente desfigurada” a consecuencia de un tratamiento médico estético, según explica ella misma en su cuenta de Instagram.

Ella se sometió a una criolipolisis que es es un tratamiento de moda porque define la figura y el rostro prescindiendo de la cirugía y los resultados son visibles en dos semanas, según varios portales de internet. Pero este procedimiento hizo e efecto contrario en ella. Su cara se desfiguró provocándole una gran depresión, según lo que escribió en sus redes.

La razón: “he sido brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq, que hizo lo opuesto a lo que había prometido”, dice en su publicación.

“Aumentó mis células grasas en lugar de disminuirlas y me ha dejado deformada incluso tras someterme a dos dolorosas cirugías correctoras, sin éxito. Me he quedado, como han dicho algunos medios, ‘irreconocible’”,

“He desarrollado hiperplasia adiposa paradójica, o HAP”, explicaba Evangelista, “un riesgo del que no se me había informado antes del procedimiento”.

La topmodel quien estaba en la cima en los 90 junto a Cindy Crawford y Claudia Shiffer está sumida en depresión. “Estoy en un ciclo de profunda depresión, honda tristeza, y en los niveles más bajos del autodesprecio. Me he convertido en una reclusa”.

Con esta denuncia, concluye en el comunicado, “intento librarme de mi vergüenza y hacer pública mi historia. Me gustaría salir por la puerta de mi casa con la cabeza bien alta, a pesar de que ya no me parezco a mí misma”.


Sponsored Content

Sponsored Content